Av. Córdoba 939 Piso 3 (C1054AAI)Buenos Aires | Argentina(+54) 11 5254 8900

CORPORATE | ¿Cuánto se debe dejar de propina?

Estados Unidos es el paraíso de las propinas, o desde el punto de vista del viajero, el infierno de los pagos extras
Los camareros en las discotecas de Cancún esperan propinas al igual que los de los restaurantes
En Colombia, la mayor parte de los restaurantes carga un 10% de propina
Antes de viajar a un destino es conveniente conocer las costumbres
locales al respecto, para no pagar de más ni pasar un mal rato, tanto
por no dejar propina como por dejarla. En algunos países es una ofensa.
¿Debe pagar una propina al taxista que lo lleva del aeropuerto al hotel?
¿Y al asistente que sube las maletas a la habitación? ¿O al portero que
consigue un taxi? El mundo de las propinas puede ser agobiante para un
viajero inexperto que no quiere pasar un mal rato, ni pasar por
desagradecido o maleducado. Pero tampoco es cuestión de regalar el
dinero ni de pagar dos veces el servicio, como en ocasiones ocurre.
En general el mundo se divide en tres grandes áreas respecto a las
propinas en el sector de servicios. El anglosajón, con EEUU a la cabeza
pero incluyendo al Reino Unido, Canadá, Australia o Sudáfrica, donde son
una práctica casi obligatoria y forma parte del sueldo de los
trabajadores. En el lugar opuesto están Japón, Corea y Asia donde las
propinas no son habituales y casi puede ser un mal gesto.
En un lugar intermedio está Europa, donde las propinas son agradecidas
pero siempre suelen ser voluntarias y de un porcentaje menor que en
EEUU.
En América Latina ocurre lo mismo, aunque en los lugares más turísticos
las costumbres estadounidenses de tipping se están imponiendo tanto por
la cantidad viajeros de esa nacionalidad como por el hecho de ser,
habitualmente, los más generosos.
Estados Unidos: Es el paraíso de las propinas, o desde el punto de vista
del viajero, el infierno de los pagos extras. Gran parte de los
trabajadores del sector turístico dependen de las propinas para vivir,
especialmente en las ciudades más caras del país, como Nueva York, donde
llegan a ser agobiantes. En general en los taxis se debe dar una
propina del 10-15%, aunque quien haya viajado en un taxi en NYC y haya
pagado con tarjeta de crédito a través de las pantallas de pago verá que
se le sugiere tres opciones: 15, 20 y hasta un 25%. Dar menos de un 15%
en NYC puede suponer ver gestos raros en los conductores.
En los restaurantes se debe dejar entre un 10 y un 15% también, aunque
hay que chequear que la “tip” o el “service” no esté incluido. Lo mismo
ocurre con el servicio en los hoteles. En los bares se suele dejar un
dólar por bebida, y en el hotel se suele dar un dólar mínimo por maleta a
quien las lleva a la habitación. También se suele dejar uno o dos
dólares con una nota avisando para la persona que limpia el cuarto,
especialmente si se deja la habitación muy sucia.
Canadá, Reino Unido e Irlanda: En Canadá el esquema es
similar a EEUU en torno al 10-15%, en restaurantes, bares y en taxis. En
el resto del mundo anglosajón (Reino Unido e Inglaterra) la costumbre
es similar, aunque la presión es menor. En los restaurantes de Londres o
Dublín un 10% de propina es adecuado, en los taxis se suelen redondear
ligeramente al alza, por ejemplo dejando 20 libras si el taxímetro
muestra 19. En los bares ocurre lo mismo. Es interesante llevar cambio
para dar directamente la cantidad final que se desea pagar y evitar así
la embarazosa pregunta de: “¿Cuánto le cobro?” al final de una carrera
cuando se entrega un billete de alto valor.
Alemania, España, Portugal, Italia y Francia: Son
países amigables para el viajero en cuanto a turistas, ya que en el
servicio está incluido y no hace falta dejar un 10% de propina en taxis,
restaurante ni en bares. En los restaurantes se puede dejar un euro por
persona, que se agradecerá mucho, y en los bares no es costumbre dejar,
como ocurre en los taxis. Evidentemente si el trato ha sido exquisito,
se pude dejar algo más. En viajes de turoperadores, el guía agradecerá
mucho si se deja una cantidad. Los botones de los hoteles esperan
propina por cada maleta subida a la habitación o también cuando piden un
taxi.
México, Brasil y Colombia: Los camareros en las
discotecas de Cancún esperan propinas al igual que los de los
restaurantes. No así los taxistas, entre otras cosas porque suelen
pactar un precio ya cerrado y en general más alto para turistas. En
excursiones de día (avistamiento de ballenas, visitas a ruinas,..) los
guías esperarán, y pedirán, alguna propina al final.
En Brasil, en los restaurantes más formales se suele dejar un 10% de
propina. Muchos, sobre todo en Río de Janeiro, ya lo incluyen. Lo mismo
ocurre con bares. No es necesario dejar propinar en los taxis. En los
hoteles 2 reales por maleta subida (medio dólar) es lo correcto.
Mientras que en Colombia, la mayor parte de los restaurantes carga un
10% de propina. No es necesario en taxis. En los bares se puede
redondear al alza mientras que a los botones en los hoteles se les suele
dar 1,000 o 2,000 pesos por maleta. 
Fuente: Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *