Av. Córdoba 939 Piso 3 (C1054AAI)Buenos Aires | Argentina(+54) 11 5254 8900

¿Por qué las líneas aéreas cobran más por un billete de ida que por uno de ida y vuelta?

Es una de esas cosas que, por más explicaciones que nos ofrezcan,
difícilmente parece tener sentido.
¿Por qué las líneas aéreas cobran más por un billete de ida que por uno
de ida y vuelta en el mismo trayecto?
“Si estás volando a un aeropuerto pequeño, o cuando estás volando
en una ruta internacional, comprar un boleto de un solo trayecto
puede costarte lo mismo que adquirirlo ida y vuelta”, le dice a BBC Mundo
Alexandra Talty, especialista en la industria del turismo, quien frecuentemente
escribe sobre viajes y finanzas personales para la revista estadounidense
Forbes.
Cuando hay poca competencia, las aerolíneas prefieren que compres el
boleto con regreso y te penaliza económicamente si no lo haces.
Más caro
BBC Mundo lo comprobó, entrando este martes a un conocido portal de
compra de billetes aéreos y buscando el costo de un vuelo para el 1 de febrero
próximo entre dos capitales latinoamericanas, con regreso el 14 de febrero.
El trayecto de ida y vuelta más barato en una aerolínea conocida
de la región costaba US$644.Pero en la misma ruta, si se compraba el trayecto de ida
solamente, el más barato salía en US$666.
Así tiene más sentido para un consumidor que solo necesite el
trayecto de ida, comprar el de ida y regreso, y simplemente botar a la basura
la segunda mitad del boleto.
La
lógica
Parte de la explicación para esta
anomalía de precios se encuentra en el hecho de que adquirir un solo trayecto
dificulta las tareas de planificación de las aerolíneas.
Al introducir más incertidumbre sobre cuándo va a regresar el
pasajero (presumiblemente comprando otro boleto de un solo trayecto), hace más
complejo tomar decisiones sobre la disponibilidad de aviones y tripulaciones en
el futuro para una ruta en particular.
Al cobrarle al cliente en cada trayecto la tarifa de un
viaje de ida y regreso, la aerolínea se está cubriendo ante varias
eventualidades que le podrían hacer perder dinero.
Por
ejemplo, si el cliente decide comprar el pasaje de retorno en otra aerolínea, reduciendo
el número de personas que viaja en un avión de la compañía en el viaje de
regreso, la empresa en cualquier caso ve cubiertos los costos de ese pasajero
“perdido”.
La competencia
Y entonces, ¿es inevitable que
tengamos que pagar siempre el billete de ida y vuelta, aunque busquemos solo un
trayecto?
No necesariamente. En años
recientes, a medida que se intensifica la competencia, van apareciendo más
alternativas para el consumidor.
“Como una periodista especializada en viajes,
frecuentemente tengo que comprar billetes de ida solamente, pues no sé cuánto
tiempo me va a tomar el reportaje”, señala Alexandra Talty a BBC Mundo.
“Pero he notado
recientemente, que con la llegada de aerolíneas de bajo costo como (las
estadounidenses) Jet Blue y Southwest, las aerolíneas
grandes también están bajando sus tarifas a los aeropuertos principales, por lo
que se pueden conseguir buenos precios en boletos de un solo
trayecto”, agrega.
La situación que ella describe en
Estados Unidos se está expandiendo lentamente a otras partes del mundo,
incluyendo América Latina, a medida que se popularizan estas aerolíneas de bajo
costo.
Pero aún hay situaciones y países
en donde el consumidor no tiene mucha alternativa. Talty aconseja en algunos de
estos casos, cuando hay incertidumbre sobre la fecha de regreso, comprar un
billete de ida y vuelta con millas, lo que en ocasiones puede evitar que haya
grandes penalidades económicas si se cambia la fecha del último trayecto.
Ciudades
grandes
Otros sugieren que si tu punto de
partida o de destino es una ciudad relativamente pequeña, y quieres comprar un
solo trayecto, intentes redirigir tu viaje a través de un aeropuerto principal,
en donde es más probable que haya competencia y por lo tanto las aerolíneas no
te penalicen financieramente por no tener boleto de vuelta.
Si no has entendido del todo como funciona este sistema de
precios, no deberías sentirte particularmente mal.
Una de las quejas frecuentes a
las aerolíneas es su complejo y a veces incomprensible sistema de precios, el
mismo que hace que el precio de un boleto dependa de muchas cosas, como la hora
en que lo compraste.
La persona que se sienta junto a
ti en el mismo avión puede haber pagado cientos de dólares más o menos por el
mismo boleto que tu tienes.
Es una realidad del mercado aeronáutico que su sistema
tarifario es difícil de descifrar
.Pero al menos queda el consuelo
de que, a medida que avanza por todo el mundo la competencia que ofrecen las
aerolíneas de bajo costo, es más fácil encontrar alternativas.
Fuente:http://aerolatinnews.com/2017/01/19/por-que-las-lineas-aereas-cobran-mas-por-un-billete-de-ida-que-por-uno-de-ida-y-vuelta/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *