Av. Córdoba 939 Piso 3 (C1054AAI)Buenos Aires | Argentina(+54) 11 5254 8900

Trenes para soñar

“Siempre sobre la
madera de mi vagón de tercera”. Así recorría el país uno de los poetas
españoles más aclamados, Antonio Machado. Hoy, el viajero puede volver a
adentrarse en esos trenes y sentirse un poeta de principios del siglo XX, pero
con las ventajas que ofrecen las últimas tecnologías. “Luego el tren, al
caminar, siempre nos hace soñar”, continuaba el andaluz en ese mismo
poema. Y soñar es lo que hacen posible los trenes turísticos de lujo que
comercializa RENFE, la empresa operadora de los ferrocarriles en España.
 De norte a sur, dormir y comer
Los trenes turísticos de
Renfe recorren España de un punto a otro, bien sea por el norte del país como
por el sur. Uno de estos trenes, el del Peregrino, saldrá de Madrid siguiendo
los pasos del Camino de Santiago. Dormir en ellos es una experiencia de
sensaciones: lujosas suites en las mejores estancias del tren. El precio
incluye los desplazamientos que se hacen en autobús y los guías de
acompañamiento para las excursiones, así como una amplia oferta gastronómica
característica de cada zona por la que se transita, desde el salmorejo y el
gazpacho en Andalucía hasta el pulpo en Galicia.
Al-ándalus, la herencia
árabe de España
Siete días recorriendo
Andalucía. Aroma a azahar, paseos por el Barrio de Santa Cruz, la Torre del Oro
y la Giralda como escenarios. El tren Al-ándalus parte y llega a Sevilla, donde
los viajeros son recibidos en el emblemático hotel Alfonso XIII. El viaje por
Andalucía ofrece dos recorridos: El primero lleva a visitar las localidades de
úbeda y Baeza, ambas Patrimonio de la Humanidad. Esta zona rocosa alcanza en
algunos de sus picos los 2.000 metros de altitud, lo que deja panorámicas
increíbles. El segundo recorrido se dirige hacia Granada. Este recorrido
continúa hacia Jerez y Cádiz. Ronda es la última parada, en la provincia de
Málaga, al amparo de Parques Naturales, dos Reservas de la Biosfera y una
veintena de espacios naturales protegidos.
Cuando el Al-ándalus se
despide de su patria
En junio, el tren
Al-ándalus se despide de Andalucía y sube hasta Extremadura. Zafra, Mérida,
Cáceres y el Parque nacional de Monfragüe, continuará después hasta Toledo y
Aranjuez para concluir en Madrid. Hacia el norte también realizará un trayecto
que finaliza en Santiago de Compostela. En cualquiera de las opciones, el viaje
ofrece total comodidad: cuatro coches salón, joyas de los años veinte; dos
coches-restaurante, Alhambra y Gibralfaro; un coche-bar, Giralda; un
coche-salón de té, Medina Azahara, y siete coches suite, de los cuales, cinco
se construyeron en Francia a finales de los años 20, y fueron utilizados por la
familia real británica en sus desplazamientos vacacionales desde Calais hasta
la Costa Azul.
Lujo norteño: El Tren
Transcantábrico y el Expreso de La Robla
De San Sebastián a
Santiago de Compostela y de León a la capital gallega es el recorrido de ocho
días en El Transcantábrico Gran Lujo y El Transcantábrico Clásico,
respectivamente. Santander será parada clave. Con su estilo señorial, además de
ser una de las ciudades más elegantes de España, ofrece un gancho irresistible:
Santander huele a mar por todas partes. Por su parte, el Expreso de La Robla
ofrece dos alternativas de viaje. Por un lado, un tren turístico clásico entre
León y Bilbao, por el trazado del antiguo tren hullero. Por otro, el Paraíso
Verde, un tren -también da la posibilidad de dormir en una cabaña- que recorre
la cornisa Cantábrica, entre Bilbao y Oviedo.

Fuente:http://www.siscoma.com.ar/envesp/2016/argentina/espana/080116/espana.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *